¿Por qué el autodidactismo es tan importante para el alumno?

27/06/2022
Kumon América del Sur
Compartir:


Comprende por qué el autodidactismo es tan importante para el alumno


Una persona que vive el autodidactismo es curiosa, siempre se pregunta el porqué de las cosas y trata de encontrar las respuestas por sí mismo.

Probablemente conoces a alguien que aprendió a tocar un instrumento, desarrolló una profesión o aprendió un nuevo idioma por su cuenta.

Y entonces, ¿te acuerdas de alguien con esas características?

Más que eso, ¿te interesa ese tipo de estudio o quieres que tu hijo(a) se desarrolle así? ¡Estupendo!

Independientemente del caso y del deseo, date cuenta de que estás en el lugar correcto. El autodidactismo trae muchos beneficios, ya sea para adultos, adolescentes o niños.

Es posible aprender habilidades específicas y, además, ganar experiencia para vivir y enfrentar desafíos. ¿Quieres saber cómo?

El método Kumon, por supuesto, tiene varios pilares, y uno de ellos es la forma autodidacta de aprender.

Continúa aquí y descubre más. ¡No te arrepentirás!




¿Qué es el autodidactismo?


Bueno, el primer paso es saber qué significa realmente el término en cuestión.

El autodidactismo, básicamente, es el acto de estudiar y adquirir conocimientos por uno mismo. Por lo tanto, de manera particular, sin la acción directa de otras personas.

También cabe mencionar que el autodidacta se hace con esfuerzo, estudio y mucha, mucha práctica. A fin de cuentas, nada es gratis, ¿verdad?

Un ejemplo: un niño puede ser autodidacta cuándo aprende un idioma por medio de juegos.

Otro caso: un adolescente o un adulto puede vivir el autodidactismo cuando aprende a dibujar solo.

Lo bueno es que se puede aplicar la práctica autodidacta a cualquier tipo de estudio.

¿Cómo saber si eres autodidacta? 

 
Dicho lo que es autodidacta, veamos más sobre cómo vivir esa realidad. Incluso porque realmente vale la pena, ¿ves?

El hecho es que el autodidactismo trae una infinidad de beneficios. Algunos ejemplos son:

  • eficiencia al determinar y cumplir metas;
  • aumento de la creatividad;
  • versatilidad académica;
  • profesional;
  • ventaja competitiva y más.
 
Pero, al fin y al cabo, ¿cuáles son las características de una persona autodidacta?
 

Curiosidad

Digamos que la curiosidad es el punto de partida para el autodidactismo. Una persona, por ejemplo, puede ver una frase en inglés en las redes sociales.

A partir de ahí, tener la curiosidad de saber la traducción de esas palabras. Y de ahí, vienen las ganas de aprender el segundo idioma.

El comienzo puede ser así: sencillo. ¡Un poco de curiosidad puede abrir un mundo de conocimientos y posibilidades!

Iniciativa 

La curiosidad es muy importante, pero por sí sola no convierte a nadie en autodidacta.

Además de querer saber, es necesario dar el primer paso hacia el aprendizaje. En otras palabras, buscar un video, un curso, de una forma que conduzca al conocimiento.

De hecho, no sólo la iniciativa es importante. Saber organizarse, en los estudios, también es fundamental.
 
 

Aplicación 

Ya la aplicación es el conjunto de actividades que resultarán en el aprendizaje autodidacta.

Usando el ejemplo de la persona que vio una frase en inglés… Ella puede buscar un método de enseñanza determinado.

En esa manera de estudiar, ese alumno tendrá contacto con textos, videos y audios, que enseñan de forma autónoma.

Es decir, formas de aplicar y entrenar todo lo que se aprende.


¿Es posible convertirse en autodidacta?

 
Por supuesto, es posible convertirse en una persona autodidacta, ¡sí!

¿Recuerdas que todo comienza con la curiosidad? ¿Quién no ha tenido nunca muchas ganas de descubrir algo? La cuestión es dar continuidad a la sed de conocimiento.

Ve cómo hacerlo:

Desarrolla el hábito de estudiar

El primer punto es tener curiosidad y, más que eso, desarrollar el hábito de estudiar.

Sin duda, una de las principales características del autodidacta es la motivación, es decir, él tiene ganas de buscar el conocimiento.

Buscando satisfacer ese deseo, algunos autodidactas se hicieron famosos, como Alberto Santos Dumont, inventor del avión y del reloj de pulsera, y Albert Einstein, ganador del Premio Nobel de Física en 1921.

Einstein llegó a ser visto como un alumno que no llegaría muy lejos y reprobó en su primer intento de ingresar a la universidad.

Sin embargo, ingresó a la universidad en 1900 y, poco tiempo después, desarrolló teorías que revolucionaron la Ciencia.

Otro autodidacta conocido es Brian May, astrofísico y guitarrista de la banda británica Queen.

Es un músico de renombre mundial, cuyos discos vendieron millones de copias en todo el planeta.

Una observación: tener el hábito de estudiar no significa leer, escribir, en fin, todo el tiempo. La mente y el cuerpo también necesitan descansar.

¡Así que es extremadamente importante tomar descansos durante el aprendizaje!

Conoce tus métodos

Otra parte importante, sobre cómo ser autodidacta, es conocer tus propios métodos.

Después de la curiosidad y de la motivación, todos terminan siguiendo una secuencia de acciones.

Para aprender inglés, por ejemplo, un alumno puede leer varios textos y luego resumir todo lo que leyó. A continuación, aún, hacer ejercicios para fijar más todo el conocimiento.

La cuestión de los métodos puede ser variable, está bien. ¡Lo ideal es crearlos y mantenerlos!


Haz una autoevaluación 

La autoevaluación es importante para saber dónde está el alumno y hacia dónde quiere llegar.

Al analizar las necesidades, principales dificultades y facilidades, es aún más fácil elegir un método eficiente.

Además, las autoevaluaciones también son interesantes a lo largo del proceso, ya que muestran cuánto ha evolucionado el aprendizaje.

Establece metas 

¿Recuerdas la cuestión de saber dónde estás y hacia dónde quieres ir (comentada en el tópico anterior)? ¡Las metas también ayudan con eso!

Lo más indicado, ya sea para autodidactas o no, es tener metas a corto, mediano y largo plazo.

Ejemplos de metas:
 
  • aprender cinco expresiones más, en inglés, en una semana;
  • aprender a usar el Simple Past (pasado simple), dentro de un mes;
  • avanzar de básico I a básico II, en el plazo de seis meses.
 
¡Vale la pena establecer puntos de llegada desafiadores, pero siempre respetando tus propios límites e individualidades!

Si el estudio es para un niño o adolescente, por supuesto, los padres y orientadores deben pensar en las mejores metas posibles.

Aplica lo que aprendiste 

La teoría es importante, pero sin la práctica, ¡el aprendizaje no camina! Es por eso que — al aprender inglés, — por ejemplo, es crucial que el alumno pruebe, pruebe y pruebe.

En el aprendizaje del idioma inglés, por ejemplo, es posible realizar ejercicios (de escritura, pronunciación y comprensión auditiva).

De todos modos, no importa a qué se dedicará el autodidacta, ¡necesita practicar y practicar!


Organiza tus estudios 

Como el autodidacta necesita métodos, lecturas, entrenamientos y cosas similares, lo mejor es organizar los estudios.

Vale la pena hacer un cronograma para la semana, el mes y el año. Aparte de eso, un checklist para el día a día. Más aún, porque, recuerda: el conocimiento autodidacta es por sí mismo.

No hay nadie — en todo momento — conduciendo los estudios. Por lo tanto, lo mejor es organizar todo de antemano, para no perderse.

¡Ah, siempre vale la pena poner breves pausas en la rutina!




¿Cuáles son las ventajas de ser un autodidacta?  

 
Las ventajas de ser un autodidacta aún no han terminado.

Ve algunos beneficios más que el método independiente puede proporcionar (hechos muy deseables, por cierto):
 

Independencia 

Bueno, la forma de estudiar a aprender solo trae más sentido de independencia. Con el tiempo, el alumno se acostumbra a resolver las cuestiones por sí mismo.

A fin de cuentas, sabe que, por medio de la lectura atenta, por ejemplo, puede aprender mucho. No es necesario depender de las constantes explicaciones de otra persona.

Lo bueno es que esto también puede tener un efecto en otras áreas de la vida.

La persona crea la conciencia de que, si quiere, puede resolver varios problemas con, “solo”, su propio conocimiento.


Creatividad

Un beneficio más es la creatividad, al fin y al cabo, el alumno no está condicionado a un modelo exacto de aprendizaje. Realmente aprende por sí mismo, con su propia capacidad de pensar.
 
Y sabemos que la subjetividad puede llevar a muchos caminos.
 
Al estudiar las Matemáticas, por ejemplo, el alumno puede encontrar diferentes formas de calcular, — algo nuevo, incluso, para profesores.
 
Einstein, por ejemplo, logró descubrir grandes teorías. Métodos que sirven de base para diversas asignaturas, hasta el día de hoy.

Desarrollo acelerado 

El autodidactismo, sobre todo, permite un desarrollo más rápido. Eso porque cada alumno sigue su propio ritmo.

Es decir, no tiene que esperar a un compañero o una clase para avanzar en los contenidos.

Y más: la propia curiosidad puede hacer que una persona quiera estudiar y aprender más y más. Pensemos, nuevamente, en el ejemplo de la persona que vio la frase en inglés.

Ella empieza a querer estudiar más gramática, vocabulario, ortografía, etc. Además, probablemente buscará otras páginas con contenido en inglés.

Una curiosidad siempre lleva a otra, ¡y la sed de aprender no cesa!


Eficiencia 

Sin duda, el autodidactismo también es eficiente. Las personas pueden aprender una infinidad de contenidos de forma independiente.
 
Algunas de las mayores pruebas de ello son los casos que mencionamos, como el de Einstein, Santos Dumont y Brian May — grandes genios en sus respectivas áreas.
 
Recordando que también es posible aprender distintos tipos de contenidos (exactas, humanas, pintura, dibujo, música). Todo eso por medio del autodidactismo.


Competitividad profesional 

 Ser autodidacta también tiene que ver con la competitividad profesional. Pero, por supuesto, el estímulo a una batalla sana, siempre con respeto a las demás personas.
 
La cuestión es que el autodidacta sabe que puede aprender por sí mismo. A partir de ahí, tiene la capacidad y las ganas de descubrir, aún más, sobre su actuación.
 
Sin mencionar que el profesional puede descubrir teorías y prácticas por sí solo. Muy pronto, va a ganar más destaque en el mercado laboral.
 
No está mal, ¿verdad? De esa manera puede obtener excelentes puestos de trabajo y nunca quedarse sin empleo.

¿Cómo funciona el aprendizaje de un autodidacta? 


Kumon tiene un método de aprendizaje autodidacta.

El alumno estudia leyendo, pensando, resolviendo el material, con sus propias fuerzas y avanzando por medio del estudio autodidacta.

Y para complementar ese pilar, existen otros seis. Son ellos:


  1. Individualidad: cada alumno estudia en el punto más adecuado a sus necesidades. Eso significa que nadie está condicionado a su edad o grado escolar.
  2. Material didáctico: los textos y ejercicios comienzan con un contenido fácil y, con el tiempo, el alumno puede avanzar de forma natural. Además, se motiva al alumno a pensar, para que pueda resolver los ejercicios con su propio conocimiento.
  3. Orientadores: Kumon tiene orientadores que son capaces de identificar el perfil de cada alumno y, consecuentemente, explorar habilidades de una manera diferente. La visión, para los alumnos, es algo individual y particular.
  4. Gusto por el aprendizaje: como el nivel está de acuerdo con la capacidad de los alumnos, ellos se sienten más motivados a aprender. Por lo tanto, quieren saber y aprender cada vez más.
  5. Un paso adelante: el método Kumon hace que los alumnos desarrollen habilidades académicas. Con esto, la inversión tiene fecha de caducidad de muchos y muchos años, por eso los alumnos dicen que estudiar en Kumon es para toda la vida.
  6. Más allá de los estudios: estudiar de forma independiente hace que las personas sean más valientes. Los alumnos que aprenden con el método Kumon serán capaces de afrontar retos y sumar a la sociedad.


Conclusión


Entonces, ¿te ha gustado saber qué es el autodidactismo y cómo funciona?

Recordando que se puede aprender diferentes contenidos individualmente. Kumon es plenamente consciente de ello.

Con esto en mente, desarrolló un método de estudio para aprender: Lengua Materna, Matemáticas e Inglés de manera autodidacta.

Los alumnos entran en contacto con un material que estimula: el razonamiento lógico, la resolución de problemas, así como la independencia, el gusto por los estudios y mucho más.

El resultado es una evolución intelectual mucho más rápida. El alumno no está condicionado a su edad o grado escolar.

Además, todos los beneficios hacen que los conocimientos se extiendan para toda la vida. ¡Conoce más sobre el método Kumon!


Tags: kumon, autodidactismo

Artículos relacionados